Contáctenos: (54 294) 4420807 / 4422696
Seguinos en:

NOVEDADES

Un ingeniero de ALTEC diseñó y donó al Hospital Zonal un germicida ultravioleta contra el Covid-19

  • Martes 21 de Julio del 2020 - 10:56

El ingeniero electrónico Francisco Tscherig, que integra el equipo de Fábrica en ALTEC S.E., diseñó y donó al hospital de Bariloche un equipo de radiación ultravioleta que inactiva bacterias y virus, como el COVID-19. El director del hospital, Leonardo Gil, se mostró muy agradecido y comentó que lo utilizará inicialmente para desinfección en quirófanos.

Se trata de un Germicida Ultravioleta 360º diseñado por Francisco Tscherig, ingeniero electrónico de ALTEC S.E., que ya fue donado e instalado en el Hospital Zonal de Bariloche, junto con dos dispensadores de pie de alcohol en gel también diseñados y armados por él y su hermano. El proyecto ya fue enviado a la gobernadora Arabela Carreras para encontrar las vías de financiación para la fabricación de otros aparatos similares.

"Todo surgió a partir de un comentario que me hizo un profesional que tiene un consultorio odontológico y que había visto unos equipos de desinfección que se estaban utilizando en Europa a través de radiación ultravioleta para combatir el COVID-19. A partir de esto, comencé una etapa de investigación y llegué a la institución en Nebraska, que estaba utilizando este tipo de lámparas como reemplazo a las mascarillas N95 que escaseaban. Realizadas las consultas correspondientes, me respondieron que este momento no era adecuado para desarrollar el proyecto y entonces pensé "si en otros lugares del mundo lo hacen ¿por qué nosotros no?”, y así fue como decidí hacerlo por mi cuenta."

Como Francisco se especializa en la rama de electrónica pidió ayuda a su hermano Luciano “él hacía soldaduras muy puntuales para el reactor nuclear investigación NUR de Argelia, en una empresa tercerizada por INVAP, entonces era la persona indicada para realizar la estructura y mecánica”.

Fueron comprando de su bolsillo los materiales necesarios y luego de pruebas y errores finalmente dieron en la tecla. “Equipos similares en otros países están arriba de los cien mil euros, en Argentina aproximadamente cuesta 80 mil pesos” detalló.
Como el aparato no está destinado al uso en personas, no requirió de la autorización de ningún organismo “la idea es esterilizar un ambiente, consultorios o espacios donde se están haciendo pruebas de COVID-19 o elementos de protección”.

El sistema de uso es muy simple, en el caso de un consultorio, se debería dejar alrededor de media hora entre paciente y paciente y en ese tiempo, se enciende el aparato para desinfectar. “Por eso la electrónica se desarrolló para que cuando haya una persona presente no funcione”.

El equipo ya fue donado al Hospital zonal de Bariloche "Ramón Carrillo". Su director, Leonardo Gil, se mostró muy contento y comentó que lo utilizará inicialmente para desinfección en quirófanos. Queda como tarea obtener las dosis mínimas necesarias en su entorno de trabajo y esos valores se obtendrán con pruebas de campo directamente en presencia del virus covid19.

“En el hospital se podría destinar un espacio para colgar sábanas, camisolines y máscaras que han estado en contacto directo con el virus para que se desinfecte todo y se pueda reutilizar en muy poco tiempo”. Este tipo de eliminación germicida actúa sobre hongos, bacterias y virus resistentes al cloro.

El ingeniero además hizo llegar a la gobernadora la propuesta de obtener fondos para continuar fabricando estos equipos “me parece que es muy útil para el sistema de Salud” afirmó. “Lo ideal sería que acepten ponerlos a prueba porque están hechos de la forma más simple que hemos podido lograr”.

En estos tiempos de pandemia no ha pensado aún en el patentamiento del equipo, solo intenciones de sumar un granito de arena en el combate del virus. “Ha pasado ya pruebas de funcionamiento a lo largo de un mes donde no hemos tenido más errores sobre todo con la electrónica, encendido, activación y censado”. Informó que las pruebas con respecto a la eliminación del virus son simples de comprobar. 

Cómo funciona el Germicida Ultravioleta 360º 


El apatrato cuenta con una estructura totalmente metálica con disyuntor diferencial para proteger a personas y animales, cuatro ruedas y manija para el traslado, una altura de 120cm, dos sensores del tipo PIR para desactivar la iluminación cuando se acerca una personal al dispositivo en funcionamiento. Asimismo, posee cinco botones y una pantalla LCD para realizar la programación de la dosis y piezoeléctrico para avisos sonoros. Las lámparas germicidas ultravioletas están normalizadas bajo IRAM/ISO. Además, se incorporó electrónica para que el dispositivo no emita interferencias hacia la red eléctrica.

El dispositivo permitirá la desinfección de la zona de trabajo útil (a la altura de por ejemplo escritorios, sillas, con una altura máxima de 1.20 metros). Se sugiere tener una dosis mínima para una limpieza efectiva de 300 mJ/cm2 y con este equipo se lograría esa dosis en 15 a 30 minutos.

La radiación ultravioleta proporciona una inactivación de los microorganismos mediante un proceso físico. Cuando las bacterias y los virus (como el COVID-19) se expongan a las longitudes de onda de los tubos que utilizan, se vuelven incapaces de reproducirse e infectar. Este equipo es útil para combatir patógenos resistentes al cloro. Lo que aporta un bonus extra, mejorando las condiciones en conjunto con la habitual limpieza con lavandina.

Trayectoria del Ing. Francisco J. Tscherig



Francisco trabaja desde el año 2016 en el área de Fábrica de la empresa ALTEC S.E. (Alta Tecnología Telecomunicaciones y Sistemas Soc. del Estado), ejerciendo como tutor de pasantías de colegios secundarios, y ya lleva más de 5.500 dispositivos reparados en su labor como especialista tecnológico.

En los años 2014 y 2015 presentó prototipos en la semana del Emprendedor tecnológico de Río Negro y en el 2018 un proyecto de balizamiento industrial, el que quedó entre los mejores proyectos de Argentina, por lo que se presentó en Innova 2018 en Buenos Aires.
Además, diseñó un proyecto para medir indirectamente la densidad de un fluido en función de la radiación, para un ingeniero aeroespacial y las mediciones de laboratorio del primer generador eólico Darrieus Troposkien adaptado para vientos patagónicos con el acompañamiento del Msc. Ing. Carlos Labriola.

En diciembre del 2019 dictó un curso/taller de riesgos eléctricos en el hogar y práctica de RCP a personas que sufrieron descargas eléctricas. Por esto fue auspiciado por ALTEC SE, Protección Civil, Ciencia y Tecnología de RN, Punto Digital y el municipio de Bariloche.

Para finalizar, Francisco agradece todas las felicitaciones que le han llegado desde diferentes lugares del país, compañeros de trabajo, amigos y familia.

Comparta esta nota:

SUSCRÍBASE AL NEWSLETTER

Para recibir información sobre ALTEC S.E.

ContactO
  • SEDE CENTRAL: Albarracín 157
    San Carlos de Bariloche (8400) / Río Negro
  • Teléfono: (54 294) 4420807 / 4422696
  • SEDE VIEDMA: 25 de Mayo 99 - 1er Piso
    Viedma (8500) / Río Negro
  • Teléfono: (54 2920) 420503 / 430482
Comuníquese con nosotros
Ingrese el código de la imagen:

Diseño Web: mayocrespo.net